Tarot: Timos crisis e instruismo

Posted by admin
Abr 01 2017

 

Antes era peor visto o con mayor desconfianza la práctica del tarot, una actividad que era vinculada con las mujeres de vida galante o dudosa reputación, cosa que en la actualidad y debido a todo
lo que estamos viviendo en el mundo, una cantidad importante de
empresarios, gente reconocida de diversos gremios busca o desea
consultarse. “Esto no quiere decir que ahora se consulte más gente que
antes, pero sí que el perfil de los mismos ha cambiado” expresa la vidente
española Estrella Santos quien es la presidenta de la Asociación Mundial de Videntes.

Ella expresa ser la encargada, como presidenta de la Asociación, de
representar a los profesionales que dedican su vida de forma seria y
comprometida a este tipo de servicio, de denunciar a los llamados timos, que con hacer un simple
curso de tarot y sin la debida preparación al respecto se
hacen llamar tarotistas, y de manera irresponsable se atreven a jugar con
la gente o a lanzar cualquier tipo de predicción.

Un oficio que en la actualidad cuenta con un título profesional, que puedes adquirir en
Francia. En este sentido, es más que comprensible que entre su cartera de
clientes figuren personalidades reconocidas de diversas áreas, como la de
la política española. Más información: http://www.unvidente.com

¿Cómo identificar a un charlatán del tarot?

Todos ellos asisten en busca de una respuesta sobre
determinados y variados temas de interés, se lamenta en el hecho de la
asombrosa cantidad de charlatanes que hay, que dicen encargarse de este
tipo de ciencia con respecto a la astrología.

Santos dice que te dará unas pistas para no dejarte engañar por charlatanes, lo común es que a
quien va a una consulta lo hagan elegir entre un montón de cartas y un
numero, esto es el primer indicador de falsedad, ya que, según Santos, si
el destino está escrito no tendría por qué elegir, otra cosa a tener en
cuenta es si en su vocabulario usa muchas palabras negativas como por
ejemplo, dificultad, problema, pasajero o inseguridad.

Comments are closed.